miércoles, 4 de junio de 2008

Siempre estuvo en tu mirada el reproche inevitable por mi silencio sostenido, mi cara triste fija en algún punto fuera de tu ventana, mis lágrimas siempre a punto de caer. Sabrás que todo este tiempo callaba sólo para protegerte? Tu imagen es tan débil, tan inestable, tan difícil de sostener. Cualquier transeúnte desprevenido te condenaría, pero no puedo. Reabsorvo mi llanto. Hoynoahorano. Sé que apenas sospeches que empiezo a expresar mi angustia vas a reacomodarme para dejarme sola en el sillón, una vez más, vas a desperezarte, a agarrar tus llaves y a decir yaestardemevoyadormir. Y yo no digo nada. Son las siete de la tarde, nadie se está yendo a dormir, pero no puedo decir nada. Tantos años y siempre igual. La nada en medio de nada llena de nada. Cada tanto nos descompensamos o al menos lo fingimos. No puedo callar y lloro. No podés irte y me abrazás. Entonces hacemos de cuenta que estamos diciendo cosas nuevas, y repetimos lo mismo de siempre. Te quiero y me hace mierda que me cuentes de tus novias. Tal vez lo mejor sea no vernos más porque al final siempre te vas y me quedo sola extrañándote. Y vos reafirmás que indudablemente tenemos que dejar de vernos, porque cínico y todo no querés lastimarme, y nunca te vas a enamorar de mí. Lo dijiste tantas veces ese nuncamevoyaenamorardevos que casi ni me importa, apenas me llega mientras pienso en que estás preparando tu huida. Te vas y volvemos a lo mismo de siempre. Lo divertido era cruzarnos al día siguiente. cómo va todo bien? todo bien y vos? muy bien bué nos vemos dale nos vemos. Y nada. Tres semanas más tarde nos veíamos como si nada. como si yo no te quisiera y vos no estuvieras pensando que nunca pero nunca te vas a enamorar de mí. Insostenible. Cada vez me es más difícil sostenerte, no condenarte así al pasar. Entonces me aferro a detalles tan ínfimos que a veces los pierdo de vista y nunca puedo repetirlos en voz alta porque se desintegran, se desarticulan palabra a palabra. Detalles.

Eventualmente vas a encontrarte acá. Pasé por tu blog. ah. lo leí. ah. actualizaste. sip. pero tengoqueirmehablamosluego.

El silencio nos une.

1 comentario:

sonia la onia dijo...

y que onda, no vas a volver a escribir?
volvervolvervoler